Cómo mejorar la estabilidad en el kayak

La estabilidad y el equilibrio son principios fundamentales en la vida, en diversos grados. Por ejemplo, para saltar a la pata coja o caminar por un sitio estrecho, el equilibrio es esencial, al igual que la estabilidad. El kayak no es extraño a esto y requiere de cierto grado de estabilidad cuando estás en el agua.

Regla número 1: mantenerse a flote 😀

Para los principiantes o entusiastas del kayak, esta es una de las preguntas más frecuentes, si no la más frecuente: ¿cómo te mantienes estable y no te caes al agua al hacer algún movimiento brusco? De hecho, los kayaks suelen ser pequeños y estrechos. Además, las olas y las corrientes hacen que el kayak tenga más probabilidades de volcar. Sin embargo, los kayakistas profesionales saben manejarse en situaciones en las que el resto de los mortales volcaríamos irremediablemente.

Los kayaks tienen dos formas de estabilidad: primaria y secundaria. La estabilidad primaria es la que se obtiene cuando el kayak está en reposo, y la estabilidad secundaria es la estabilidad cuando el kayak alcanza cierta velocidad. Para lograr una buena estabilidad influyen la forma del casco del kayak y el peso del mismo. Un kayak ancho tendrá mayor estabilidad, pero nos será difícil avanzar ya que a cambio perdemos mucha hidrodinámica.

Cada kayakista tiene distintas necesidades de flotabilidad

Depende del uso que le quieras dar, te convendrá más una u otra forma. Por ejemplo, si lo que quieres es remar hasta una zona para, una vez allí, estar sentado sin moverte en el kayak para pescar, la forma aerodinámica del casco no te importará tanto. En Todokayak podemos asesorarte personalizadamente en tu compra, para que así, estés seguro de que escojes la embarcación que mejor se adecua a tus necesidades.

Para todos los que amamos el kayak, ya sea un kayak inflable o un kayak rígido, tener los accesorios adecuados para cada aventura acuática significa que podemos divertirnos mucho más y estar más seguros al mismo tiempo.

Si no te sientes muy seguro en estos barcos o si crees que van a volcar en algún momento, en caso de que seas un principiante o no tengas suficientes horas de experiencia en navegación, hay herramientas en el mercado que pueden ayudarte a mejorar la estabilidad y la flotabilidad. Pero lo mejor es que cojas experiencia, confianza y elijas el mejor kayak según tus características y el uso que le vayas a dar.